No hay nada gratis emprendedor, todo cuesta

No hay nada gratis emprendedor, todo cuesta

Buscar “todo gratis” siendo emprendedor hace perder la identidad de su negocio y sacrifica el valor de la marca. La buena noticia es que existen opciones viables para todo emprendedor.


Este artículo pertenece a Reglas básicas para el emprendedor.


Es natural que al comenzar un proyecto de emprendimiento normalmente se cuenta con pocos recursos financieros para su creación, el emprendedor normalmente se enfoca en lo que puede servir de manera gratuita siendo una mala estrategia a mediano plazo. Esto es una realidad sobre todo en países latinoamericanos donde predomina el espíritu emprendedor enfocado en las clases medias y bajas.

Internet es sinónimo de “gratis”, de ahí en adelante se puede conseguir servicios de alojamiento para el sitio web, herramientas para hacer páginas web, gestor de contenidos para redes sociales, herramientas de analítica para tu gestión en medios digitales, procesadores de texto para las tareas administrativas, imágenes para el sitio web, catálogos promocionales y material publicitario, tiendas virtuales para tu producto, etc.

 

La confianza de tu marca queda expuesta al usar recursos gratuitos.

Cuando se hace uso de herramientas gratuitas en Internet para realizar una tarea específica termina promocionando el servicio de un tercero por encima del tuyo. Por ejemplo los alojamientos (hosting) gratuitos se asigna obligatoriamente una dirección larga difícil de promocionar y su nombre estará antes del tuyo. Es decir tu marca no tendrá impacto alguno.

Esto se aprecia cuando un emprendimiento considera abrir y gestionar el canal Internet y Redes Sociales, fija sus esfuerzos en soluciones gratuitas en la mayoría de los casos. Solo pensar que en tu comunicación en Redes Sociales al final tendrá una marca de un tercero hará dudar de la idoneidad de tu producto o servicio.

Más allá de la publicidad que se le haga al tercero intervienen aspectos más importantes como no tener control completo de tu sitio, tu privacidad queda abierta al mejor postor, pueden usar tu sitio para vender publicidad, no tendrás a quien quejarte si las cosas no te salen bien.

Una dirección de correo electrónico personalizada (nombre@tuempresa.com) genera confianza, con esto ya has ganado el 25% de la atención de tu cliente.

Si tu emprendimiento lo has proyectado en grande, paga por lo que te puede ayudar a crear una buena reputación en el mundo real o digital, más adelante entenderás que una buena reputación no tiene precio.

 

Plan de Negocio, la solución.

Muy pocos emprendedores logran lanzar un negocio gastando millones de pesos de presupuesto de sus propios recursos para su sostenimiento y administración en los primeros meses de vida. Este panorama sería ideal para todo emprendedor pero no es como funciona el emprendimiento realmente. Existe una manera de lograrlo, se llama Plan de Negocio.

Este Plan de Negocio tendrá consignado lo qué vamos a ofrecer, cómo lo vamos a ofrecer, a quienes lo vamos a ofrecer, qué rentabilidad tendrá, cuanto vamos a gastar, cuando tendremos resultados, la realidad del mercado y las oportunidades de nuestro negocio entre otras cosas.

Este documento es esencial al momento de conseguir socios o solicitar ayuda financiera (si consideras hacerlo en algún momento), en este caso un socio capitalista que apoye económicamente mientras nace el emprendimiento. Este modelo de negocio cada vez se vuelve más usual en los emprendedores ya que no arriesgan demasiado en todo el negocio, así que a perderle el miedo a conseguir socios calificados para nuestros emprendimientos.

¿Sabías que los emprendimientos de hoy se venden en papel? Solo debes tener una idea que solucione un problema, crear un buen plan de negocio “realista”, comenzar un prototipo que funcione con la promesa básica de negocio y estas listo para conseguir el apoyo financiero. Lógicamente es un proceso más complejo pero en resumen así se están gestando los nuevos negocios del mundo virtual y real, en Colombia y el mundo.

Tip: Más de 3 socios no hace viable ningún emprendimiento.

Si queremos un panorama sin socios, existen soluciones de bajo costo en muchas áreas para emprender. Es sencillo, cuando armes tu Plan de Negocio (debes hacerlo siempre) considera los recursos tecnológicos “propios” que requieres. Teniendo en cuenta este punto será más fácil aprovisionar los recursos para funcionar como el talento humano, local, muebles, inventario. Solo debes buscar y evaluar, conocer los planes que ofrecen para comenzar.

En Colombia puntualmente los servicios de Internet han bajado de precio drásticamente enfocándose en las Pymes, Emprendimientos e Independientes con planes muy favorables los que te servirán en la estrategia de tu negocio.

La banca por su parte también ha puesto sus ojos en los emprendimientos y Pymes. Ofrecen atractivos planes de financiación, créditos y herramientas bancarias para gestionar los pequeños negocios. Este tipo de ayudas a largo plazo se consideran como un “gana-gana”, ya que ayudan a cultivar un buen negocio de bajo riesgo y cuando salga avante será su cliente de por vida o mientras dure el negocio. Ejemplo: Fundación Bolivar Davivienda, Bancolombia.

El Gobierno también está en la tendencia de los emprendimientos y ha creado soluciones tributarias para ayudar el nacimiento de estos negocios. También ofrecen programas de capacitación para empoderar de conocimiento a los emprendedores, solo debes acercarte a las Cámaras de Comercio de tu cuidad y obtener información. Ejemplo: Propais, Procolombia, Apps.co

El sector privado también apoya a los emprendedores por medio de sus programas sociales. Cada cierto tiempo abren convocatorias para escuchar a esos nuevos emprendedores y definir a quienes van a ayudar.

Todos los sectores antes mencionados exigen a un emprendedor su Plan de Negocio para tener la certeza que es un negocio con potencial, por eso debes tenerlo listo y actualizado.


Te recomiendo este artículo: “Pensar diferente = negocios de éxito”.


 

El factor humano

Dejando de lado los aspectos financieros del emprendedor, existen más cosas que cuestan al emprender como el factor humano. El emprendedor invierte mucho tiempo en su negocio, más del que puede ocupar siendo empleado. Llega a estresarse con facilidad por que solo él sabe cómo va el negocio. Ahorra lo que más puede de su vida personal haciendo sacrificios para invertirla en su negocio. Sabe que debe cumplir cada mes con obligaciones que no dan espera y aún así consigue como cubrirlas…

En fin, el costo humano del emprendedor es muy alto pero son etapas que se deben vivir. No todo es malo, luego de equilibrar el negocio existirán momentos de orgullo cada vez más prolongados con la satisfacción de sacar adelante una idea y de luchar contra la corriente.

Si las cosas van bien en el futuro, el emprendimiento será realmente un negocio muy atractivo para inversores, podrá crecer y permitirá una gestión automatizada haciendo la vida más fácil.


Te recomiendo este artículo “El duro camino del emprendimiento”.


 

¿Tienes alguna historia de éxito con recursos gratuitos? Cuéntamela y la analizamos, quizá no es tan malo a pesar de todo.

Foto de portada: www.pixabay.com