El Secuestro del Dominio

El Secuestro del Dominio

Empezar tu propio negocio contratando lo más barato en el Diseño de tu Sitio en Internet se puede volver un dolor de cabeza, si a quien contratas puede terminar con el Secuestro del Dominio.

Desde hace un año con sorpresa se han acercado a buscar ayuda seis clientes, cuatro emprendedores y dos pequeñas empresas con un problema común: “Me han secuestrado el dominio”.  Todo comienza cuando nace la necesidad de tener presencia en Internet. Encuentras anuncios muy sugestivos que dicen como: “Páginas web desde $130.000”, “Páginas web baratísimas”, “Páginas web posicionadas en Google”, etc. Claro que estos anuncios suponen una magnífica oportunidad de tener tu sitio en Internet a bajo costo, pero ¿a qué precio?. Contratar tu Sitio Web y su diseño debe ser tomado suma importancia como la que merece el contratar el punto de venta para tu negocio. Al fin y al cabo es el local comercial de tu negocio en Internet, y abierto 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año…

Para entender qué es eso de “Me secuestraron el dominio” te voy a exponer cuatro casos resumidos donde regularmente se hace esta mala práctica:

Primer caso:

El cliente acuerda con un tercero el diseño de su página web a muy bajo costo con la promesa de venta que su sitio web aparecerá en un mes en los primeros lugares de búsqueda “orgánicamente” y encima de su competencia. Luego de un mes de haberse publicado el sitio en Internet, el cliente requiere actualizar su sitio y se encuentra con que todo cambio adicional se demora hasta una semana. El cliente al hartarse de esta situación le dice al Proveedor que no seguirá trabajando con él. El proveedor termina su relación con el cliente, pero no entrega claves del Dominio, Alojamiento o WebMail ni mucho menos el sitio está en primer lugar de resultados en los motores de búsqueda como lo prometió.
El proveedor le comunica al cliente que para que el cliente pueda actualizar su sitio debe pagar una mensualidad. El cliente no tiene más opción que seguir pagando el secuestro del Domino.

Segundo Caso:

El cliente contrata un servicio de Diseño de Sitio Web a un atractivo precio con Dominio y Alojamiento incluido por un año. El proyecto se realiza con éxito y al cabo de un año el proveedor renueva el dominio con sus datos, el cliente quiere cambiar de proveedor, pero este le “vende” al cliente su propio dominio a un precio por las nubes, claramente es un secuestro de dominio.
El cliente entonces se ve obligado a contratar otro proveedor, otro dominio “parecido” al suyo y perder un año de trabajo en posicionamiento web al igual que su dinero.

Tercer caso:

El cliente contrata un servicio de Diseño del Sitio Web muy económico por teléfono y consignando un valor en una cuenta bancaria. El cliente se queda esperando por que el proveedor se desaparece, no contesta el teléfono ni responde correos.
El proveedor sin embargo compra tu dominio a su nombre (del proveedor) y lo coloca en subasta esperando que el cliente lo compre más caro para su beneficio.

Cuarto caso:

El emprendedor contacta a un proveedor para realizar su Sitio Web, entrega toda la información, pero no se llega a definir el servicio y el cliente cambia de proveedor. Luego el proveedor con la información suministrada procede a hacer el sitio web, compra el dominio, lo indexa en los buscadores de búsqueda y luego cuando está terminado contacta al cliente a ofrecerle su sitio web por el doble que inicialmente se había pactado generándose el secuestro del Domino.

Estos casos se han podido resolver en algunos casos luego de mucho trabajo pero innegablemente estos comportamientos causan daños al emprendedor, al cliente, a la marca, a el negocio y al gremio de diseñadores web. Legalmente en Colombia y en el mundo se puede contratar un Abogado especializado en Derechos de Autor, y tras una larga y costosa batalla puedes demostrar que el dominio es tuyo, pero el desgaste es demasiado por lo que esta solución es adoptada solo por las grandes empresas.

Es importante resaltar que los proveedores de servicios como el Diseño Web vienen de cuatro clases en donde dependiendo su experiencia, tecnología, tamaño y equipo hacen más caro o barato el proyecto.

  1. Diseñador freelance / Independiente: Un diseñador independiente que trabaja en el diseño de páginas web, muchas veces son plantillas donde se cambian colores, fotos, logos y se entrega al cliente de una manera muy rápida. Para mantener el Sitio Web debe ser gestionado por el diseñador por lo que pide una “cuota” (fee) mensual para mantenerla. Su tarifa oscila entre $150.000 y $3.000.000 (pesos colombianos).
  2. Agencia Digital pequeña: Es una agencia que se dedica al Diseño Web, Posicionamiento, Mail Marketing y que por lo general son pocas personas y cada una tiene un rol determinado. Normalmente trabajan diseño a la medida, otras veces plantillas dependiendo los requisitos del cliente. Sus tarifas están entre $3.000.000 y $9.000.000 (pesos colombianos).
  3. Agencia Digital: esta Agencia en más robusta y está orientada a cliente más grandes que pagan por sus servicios especializados. Sus tarifas oscilan entre $10.000.000 y $40.000.000 (pesos colombianos).
  4. Consultor: Tiene dos perspectivas estratégicas de manejo. Cuando es un negocio nuevo comienza el proceso de construcción de la Estrategia Digital para crear los diferentes canales digitales (Sitio Web, eCommerce, Programas de Email Marketing, Blog, Redes Sociales, etc.) que requiera el Negocio. Y cuando la empresa cuenta con canales digitales y requieren optimizar su Estrategia Digital. Normalmente para asegurar el éxito de la consultoría se contratan servicios con diferentes proveedores externos mediante contratos que evitan el secuestro del dominio entre otras cosas.

Es claro que no todos los diseñadores freelance, agencias pequeñas o agencias grandes hacen uso de estas malas prácticas, en la mayoría de los casos son profesionales que responden por el servicio contratado con altísima calidad, pero como en toda industria algunas veces (ahora más frecuente) aparecen “manzanas podridas” que dañan la buena imagen.

Colombia se caracteriza por vender servicios de Diseño Web (Web Design) y Estrategia Digital con buena calidad y bajo costo a países como Estados Unidos donde por el contrario estos servicios son costosos.

¿Con todo esto qué se puede hacer?

Todo negocio no estará libre de problemas pero en estos casos puede minimizarse cualquier riesgo siguiendo estas recomendaciones:

No contrates lo más barato, las cosas bien hechas cuestan, y esto aplica a la Estrategia Digital de tu negocio sin importar el tamaño de tu empresa. ¿Acaso arrendarías el punto de venta de tu negocio en el lugar más económico de la ciudad, con la misma decoración que los demás?

Antes de crear un sitio web piensa en crear una Estrategia Digital para identificar qué canales digitales necesitas, cómo los vas a usar, qué objetivos tiene cada uno y cómo se gestionarán. Esto debe ser parte del comienzo junto a tu Plan de Negocio (Business Plan) para garantizar la sostenibilidad del mismo.

Cuando estés escogiendo el proveedor para el Diseño de tu Sitio en Internet mira los trabajos que ha realizado para evitar que tu dominio sea secuestrado o que no quedes satisfecho con su trabajo. Observa que tu proveedor tenga una cuenta de correo corporativa ej: info@pedrosanabria.co y NO comercialWebDesign2004losmejoresymasbaratos@yahoo.it Esto permite saber si es una empresa reconocida.

Solicita una cita con el proveedor para hablar personalmente o por lo menos vía Skype, Hangout, para conocerlo y saber con quién estas tratando.

Siempre pregunta lo que no entiendas, muchos inescrupulosos te confunden con términos técnicos para que termines pagando caro por algo que tal vez no necesitas. Siempre pregunta, pregunta, pregunta… pregunta…

Cuando contrates el diseño de tu Sitio Web procura que se haga sobre una plataforma de fácil actualización y que te capaciten en la misma para que tu puedas gestionar cosas pequeñas en ella.

Cuando el proveedor te venda el dominio asegúrate que éste se registre a tu nombre, nombre de la empresa, tus teléfonos, tu dirección postal y tus direcciones de correo electrónico porque una vez pagado al proveedor ese dominio es tuyo sin importar el tiempo que dure la relación comercial con el proveedor. Para consultar la información de un dominio ingresa a WHOIS y allí aparecerá la información de registros de dominios.

Siempre solicita a tu proveedor las claves del Dominio, Alojamiento, Servicio de Correo Electrónico desde que se contraten, no lo dejes para el final. Pídele además un documento en donde relaciona cada servicio y claves con quien se han tomado. Evita con esto el secuestro del dominio.

Nadie puede garantizar que tu Sitio en Internet podrá estar en los primeros lugares de Google u otros buscadores poco tiempo No caigas en esa trampa, sin importar la industria a la que pertenezca tu negocio toda Estrategia de Posicionamiento Orgánico se realiza a largo plazo y con mucha paciencia.

Esta es la recomendación más importante que te puedo dar al contratar un proveedor para tu sitio web sin importar su tamaño: Celebra un Contrato y fírmalo con tu proveedor donde se especifique los servicios a desarrollar, quien es el dueño intelectual de los servicios y bajo qué condiciones se prestará.

Eso es todo, espero que no te suceda este tipo de cosas y sepas escoger bien al proveedor de tu Sitio Web.

 


Por si no te quedaron claros algunos términos usados:

Dominio (Domain name): Un dominio de Internet es un nombre único que identifica a un sitio web en Internet.

Alojamiento (Host): es el servicio que provee a los usuarios de Internet un sistema para poder almacenar información, imágenes, vídeo, o cualquier contenido accesible vía web.

Proveedor web: Es la empresa o persona natural que te vende los servicios de Diseño Web, Estrategia digital, Dominio o Alojamiento.

Fee: Es un pago mensual por un determinado servicio o servicios.

Estrategia Digital: Es la forma cómo utiliza las herramientas online para contribuir a los objetivos del negocio.

Plan de Negocio: Es un documento en donde se describe y explica un negocio que se va a realizar, así como diferentes aspectos relacionados con éste, tales como sus objetivos, las estrategias que se van a utilizar para alcanzar dichos objetivos, el proceso productivo, la inversión requerida y la rentabilidad esperada.

Posicionamiento Orgánico: Es optimizar una página de Internet con las palabras clave (frases) más atractivas de su sector, en los buscadores más famosos (Google, Yahoo o Bing) para que aparezca en los primeros resultados de búsqueda, mediante técnicas y buenas prácticas como lo es el White Hat SEO (Search Engine Optimization).

Email Marketing: Es la utilización estratégica y efectiva del correo electrónico con ánimo comercial o informativo.


Foto de portada de PIXABAY